viernes, 15 de enero de 2010

Infancia y literatura, Ohran Pamuk

Lo mejor de escribir, de la escritura creativa, es poder olvidar el mundo como un niño, sentirse sin responsabilidades al tiempo que nos divertimos como más nos apetece, jugar con las reglas y leyes del mundo conocido como si fueran juguetes y, mientras hacemos todo eso, notar con un rincón de la mente la existencia de una profunda responsabilidad que yace tras todas esas diversiones infantiles y libres y que luego vinculará por completo a los lectores. Puedes jugar todo el día, pero en lo más profundo sientes que también eres más serio que nadie. Te tomas en serio la esencia y la inmediatez de la vida con una sinceridad de la que sólo son capaces los niños. Como tú mismo has establecido con valentía las reglas del juego que libremente te has inventado, sientes que los lectores te seguirán, arrastrados por la atracción de esas normas, de tu lenguaje, de tus frases, de tu historia. La escritura es la capacidad de hacer que el lector diga: "Yo también iba a decir eso, pero no he sido capaz de ser tan niño".

"El autor implícito"
(ensayo del libro "La maleta de mi padre")
Ohran Pamuk

6 comentarios:

Aïda dijo...

He llegado por casualidad a tu blog y creo que voy a quedarme :) Te seguiré de cerca.

Un saludo.

Milenia dijo...

Otro saludo para ti, Aïda.

Que seas muy bienvenida a mi blog.

gemmayla dijo...

Ains, Pamuk !!! Me tiene absolutamente subyugada este escritor. Tanto es así, preciosa Milenia, que he tenido que dejarlo aparcado a un lado por larga temporada. Me leí tres libros suyos seguidos y sólo le quería leer a él como una loca pasión enfermiza.
Es soberbio escritor Pamuk y el Nobel de Literatura nunca lo encontré tan merecidísimo como en su caso.

Qué certeras sus palabras: el escritor se siente viejo desde la niñez, pero al propio tiempo esta madurez precoz le traslada constantemente al mundo de la infancia, la magia, el ensueño, la imaginación.

Enhorabuena por este precioso post.

Milenia dijo...

Queridísima Gemmayla, ¿creerás que me acordé mucho de ti mientras leía "La maleta de mi padre" (de dónde extraje este texto)?

Sé de tu amor por Pamuk y me alegra sobremanera que te haya gustado.

Gracias por tu visita, preciosa.

Un beso enorme.

jordim dijo...

este Pamuk está por todos lados en las librerías...me pregunto si será bueno de verdad o como cuando dicen que Cohelo es bueno. Esperemos que no se redozca todo una maquinaria de distribucion bestial también con este..

Anónimo dijo...

Buen comienzo